Cómo cuidar la maquinaria agrícola

Todos los que dirige su propia granja conocen los altos costos que implica la compra y el uso continuo de maquinaria agrícola. Estas máquinas deben mantenerse adecuadamente no sólo durante la temporada agrícola o la cosecha, sino también en invierno cuando no se utilizan. Esto es extremadamente importante, ya que evita cualquier costo oneroso. Por lo tanto, le sugerimos cómo cuidar su maquinaria agrícola para garantizar que permanezca en buenas condiciones durante muchos años.

¿Por qué es tan importante el cuidado adecuado de la maquinaria agrícola?

Uno de los temas más importantes para cada agricultor es la seguridad en el trabajo. Por esta razón, todas las máquinas, y sobre todo los tractores, deben ser evaluadas regularmente por un profesional que comprobará su estado cuidadosamente. Sin embargo, vale la pena recordar diagnosticar la integridad de todos los componentes del equipo y su condición general de forma independiente y continua. En las máquinas agrícolas también es importante que estén en constante disposición para el trabajo. Para hacerlo posible, cada agricultor debe comprobar el estado de las máquinas inmediatamente después de su uso. En caso de cualquier mal funcionamiento o escasez en el equipo, es mejor repararlo con antelación. De esta manera, el agricultor evitará posibles retrasos, que pueden ser extremadamente peligrosos y costosos de operar.

¿Qué hacer con la maquinaria agrícola durante el invierno?

El mejor lugar para cada máquina agrícola en invierno será una habitación cubierta, bastante cálida, como un garaje. Sin embargo, nos damos cuenta de que esto es muy a menudo imposible, porque este tipo de máquinas ocupa mucho espacio. Vale la pena señalar, sin embargo, que la mayoría de los dispositivos no deben ser dañados por las bajas temperaturas, pero deben estar debidamente protegidos. Si no somos capaces de colocar máquinas agrícolas en una habitación techada, será una buena idea cubrirlas con una lona. Protegerá el equipo no sólo de las heladas altas, sino sobre todo de la humedad predominante, que es capaz de destruir irremediablemente cada dispositivo de metal por la formación de corrosión. Antes del invierno, todas las máquinas deben lavarse y lubricarse a fondo de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. La grasa o el recubrimiento de aceite también deben utilizarse después del final de la temporada agrícola.