¿Qué es mejor para un emprendedor: préstamo de coche o arrendamiento?

El coche es un elemento esencial para dirigir un negocio. A veces no es posible comprar con dinero en efectivo. Afortunadamente, los propietarios de negocios pueden considerar tomar un préstamo de automóvil o alquilar un automóvil. ¿Qué opción es más ventajosa?

Préstamo de coches y arrendamiento son soluciones que tienen ventajas y desventajas. Por lo tanto, es importante analizar todos los pros y contras para tomar una decisión adaptada a sus necesidades, expectativas y posibilidades financieras.

Período de realización de negocios

El préstamo de automóviles es una solución dirigida principalmente a las empresas que operan en el mercado durante mucho tiempo. Esto significa que los emprendedores principiantes tienen pocas posibilidades de aprovechar esta opción. Sin embargo, estas personas pueden optar por el arrendamiento- las empresas de arrendamiento no requieren un largo período de actividad empresarial.

Formalidades

Al decidir sacar un préstamo de coche, el empresario tiene que tener en cuenta una gran cantidad de trámites. Es importante no sólo proporcionar numerosos documentos, por ejemplo, certificado de la Agencia Tributaria por no estar en incumplimiento de pago de impuestos. Los bancos también requieren seguridad y tienen en cuenta la solvencia. En caso de arrendamiento, se simplifican las formalidades. Aunque se deben proporcionar los documentos más importantes, no se requiere seguridad adicional.

Período

Un préstamo de coche le da al empresario más posibilidades de maniobrar el período de amortización. La deuda puede ser repartida a lo largo de 7 años, lo que se traduce en cuotas bajas. Mientras tanto, un contrato de arrendamiento suele durar 3 años – como resultado, el empresario se ve obligado a pagar cuotas bastante altas cada mes.

Beneficios fiscales

Si nos fijamos en los beneficios fiscales, vemos que el arrendamiento trae una gran cantidad de ellos. El empresario incluye la totalidad de la cuota, no sólo la parte de intereses, como en el caso de un préstamo de coche, en los gastos deducibles de impuestos. Vale la pena recordar que los montos relacionados con la compra de un coche para un préstamo no son directamente un costo de la empresa. Se vuelven así sólo debido a los cargos de depreciación, que duran 5 años. En la práctica, parece que el arrendamiento permite acortar el tiempo de contabilidad de la compra de un vehículo incluso dos veces. Gracias a esto, es posible reducir significativamente la base imponible durante todo el período del contrato.

Posibilidad de comprar un coche usado

El préstamo y arrendamiento de automóviles no se limita a financiar la compra de un vehículo directamente desde la sala de exposición. En ambos casos, un empresario puede comprar un coche usado. Sin embargo, vale la pena ser conscientes de que los bancos prestan atención al año del vehículo. Cuanto más antiguo sea, más corto será el período máximo de préstamo.